Aquí los amantes de TLK vivirán perteneciendo a la era de Vitani y Kopa, pero lo más importante...
¡Se divertirán!
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Hola a todos!
Sáb Ene 16, 2016 11:32 pm por PrincessRarityDash

» Once Upon a Time RPG - Afiliación normal
Jue Ene 07, 2016 6:54 pm por Invitado

» Me voy pero podre conectarme
Sáb Ene 02, 2016 8:30 pm por PrincessRarityDash

» maliki,la novia de kopa
Dom Nov 22, 2015 12:36 am por PrincessRarityDash

» Yo deseo... (juego)
Vie Oct 23, 2015 6:05 pm por PrincessRarityDash

» Puntua la canción
Vie Oct 23, 2015 6:02 pm por PrincessRarityDash

» {Juego} ¿Qué opinas de mi Avatar?
Lun Oct 19, 2015 6:39 pm por PrincessRarityDash

» [Juego]Opina de la firma
Lun Oct 19, 2015 6:36 pm por PrincessRarityDash

» Si Scar no fuera malvado. Una historia diferente a TLK (Fan fic)
Vie Oct 16, 2015 9:52 pm por PrincessRarityDash

» la historia de Elsa
Miér Oct 14, 2015 7:33 pm por PrincessRarityDash

» Una nueva leona!
Mar Oct 13, 2015 11:06 pm por PrincessRarityDash

» kopa,rey de las praderas.
Mar Oct 13, 2015 11:04 pm por PrincessRarityDash

Nuestro Staff
Ábreme para conocer a nuestro Staff:
 
Temas útiles
Guía para losusuarios novatos
__________ Tutorial sobre los links
__________ Consejos del rol
__________ Sistema de reportes
__________
Rangos de ELDV
Mejores posteadores
DJ Pon-3
 
Bhati
 
Kiara99999
 
Nagini
 
~Aisha~
 
Wayra
 
Zira
 
Afua
 
_Scar_
 
~Kiku~
 
Nuestro banner
Spoiler:
 
Este es nuestro banner y su código. Si quieres afiliarte a este foro, pero no sabes cómo colocar nuestro banner en el tu foro, lee ESTE TEMA. Si aún no te afiliaste a ELDV y deseas hacerlo, publica un tema AQUÍ. Te recuerdo antes de publicar el tema, leer las Reglas de Afiliaciones (click)
Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
CalendarioCalendario
Tierras Afiliadas

Comparte | 
 

 Mamá...¿existe el paraíso?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Bhati
Timon y Pumbaa
Timon y Pumbaa
avatar

Mensajes : 271
Fecha de inscripción : 27/06/2014

MensajeTema: Mamá...¿existe el paraíso?   Vie Jul 04, 2014 10:15 pm

Hola manada, les traigo otro one-shot, este es como una precuela de un fic que estoy escribiendo (se llama el reino en ruinas, pero solo llevo el prologo  Embarassed ), espero que les guste, es sobre uno de los protagonistas del fic.


En un gran desierto, en donde sobrevivir es un desafío constante, se encontraba una manada de leones, su experiencia era la más apta para vivir en aquel lugar, pero algo pasaba, los últimos meses habían sido diferentes, escanciaban las presas, el agua era casi imposible de encontrar, las pocas plantas que habían estaban muriendo…todo estaba muriendo, incluso la manada estaba debilitada, los cachorros eran flacos y desgarbados, las leonas estaban en los huesos. Una leona en particular, la que lucía más cansada, hambrienta y pálida, sus ojos destellaban preocupación, detrás de ella caminaba alegremente un cachorra, su cachorra, la luz de sus ojos y lo único que le daba ánimos para sobrevivir a eso duros meses.

-Mamá tengo hambre- dijo la cachorra mientras bajaba las orejas, ella era la única cachorra que se había mantenido en un buen estado de salud, sus ojos eran brillantes, su pelaje era de colores brillantes, y tenía una actitud alegre, juguetona y activa, todo eso gracias a su madre, pero la cachorra ya empezaba a sentir el peso del hambre.

-Oh mi cachorra, su pudiera darte algo de leche –dijo la leona volteando a ver a su pequeña.

- ¿Y carne?- insistió la cachorra.

- No, no hay nada, ya no se asoma ni un viejo íbice-lamentó la leona.

La leona se echo bajo una formación rocosa, que daba abrigo a la manada, daba sombra en el día y protegía de los grandes vendavales y tormentas de arena en la noche. La cachorra la siguió y se acurrucó a su lado.

-Mamá ¿donde hay comida?, ¿donde hay agua?, ¿Dónde hay un lugar seguro?  - Pregunto la cachorra, quien sabía la respuesta a su propia pregunta, la leyenda, la leyenda que su manada contaba hace décadas, su historia favorita, ella sólo quería que su madre contara la historia.

La leona, que sabía bien las intenciones de su cachorra, comenzó a narrar la historia:


Más allá del desierto, en el horizonte, donde  comienza la estructura de piedra del hombre se encuentra un paraíso, allí los leones no sufren, pues si buscas a los hombres, ahí no los encantarás, han abandonado el lugar.
No existe el miedo, la presión se olvida, te acompañará la suerte, no estarás sola, allí lo tienes todo, se empieza desde cero, es el paraíso, no lo olvidarás.
Las presas abundarán, el agua no faltará y a la sombra de árboles estarás, nada detendrá tu felicidad, tu destino allí se asegurará, y el hombre jamás se interpondrá.
Para llegar, el viaje tendrás que afrontar, difícil será obtener la tierra, pero tu muy bien merecida recompensa al final tendrás y ya nada te molestará, pues tus sueños y esperanza alcanzaras, tu paraíso por fin tendrás.


La cachorra ilusionada miraba el horizonte ¿de verdad encontrará el paraíso después del horizonte?

-Mamá… ¿existe el paraíso? –Preguntó la cachorra mientras sonreía.

La leona que se encontraba mirando el horizonte al escuchar la pregunta, dejó de sonreír y apartó su vista, en cambio miró el cielo, que para ese momento podían verse algunas estrellas centellar.

-Hija… te contaré una historia, que todos los de nuestra manada deben saber, mi bisabuela se lo dijo a mi abuela, mi abuela se lo dijo a mi madre y mi madre me dijo a mí y ahora yo debo contártelo a ti. –Explicó la leona- Hace mucho tiempo hubo un gran león un gran rey, que era respetado por todas las criaturas, incluso el –La leona se aclaro la garganta- incluso el hombre…

-¡¿EL HOMBRE?! – Interrumpió la cachorra, ella había oído hablar de ellos, eran parecidos a monos grandes, sin cola y más delgados, que eran muy peligrosos, más que una hiena, un león, un leopardo o cualquier otro depredador, ellos nunca respetaban nada, ni siquiera a los árboles, o eso es lo que había oído la cachorra de sus tías y primos mayores.

-No interrumpas-regaño la leona- el hombre temía al gran rey y lo respetaba, los hombres incluso lo llegaban a adorar y a representar…

-Wow!!!!!, entonces era un gran rey ¡¿verdad?!.

-Me vas a dejar hablar??- la cachorra encogió los hombros- El rey tubo dos hijas, mellizas, pero no se parecían en nada, el tenía que dejar su reino a cargo de alguna ¿pero cuál? –La cachorra movió sus orejas y afino su oído-el rey no podía hacer tal decisión, era imposible, al momento de su muerte dividió su gran territorio entre sus hijas, a la más delicada le cedió el territorio donde se encontraba una antigua ciudad, un oasis en medio del desierto, unas ruinas donde abundaba el agua y presas…un paraíso –La cachorra prestó aun más atención y sonrió- a la segunda hija, la más ruda y fuerte le cedió un gran y basto terreno un desierto, ambas tomaron el lugar dado por su padre, mientras la hija más delicada se volvía pretenciosa y despreocupada, la otra hija se fortalecía y ganaba más experiencia- la leona hizo- una pausa… nuestra manada es descendiente de la manada  de esa hija, por lo tanto nuestra fortaleza y experiencia es nuestro punto fuerte.

La cachorra dejó de sonreír mientras trataba de analizar aquello.

-Entonces…la otra hija, su manada…

-El paraíso pertenece a ella- terminó la frase la leona, dicho esto, se voltio para dormir.

La cachorra también se acurrucó para dormir, mientras susurraba:

- Un paraíso, un paraíso para todos nosotros…  -susurró la cachorra mientras daba una mirada a toda la manada.
Al día siguiente, a toda la manada le costó levantarse, los únicos en pie eran tres leonas y la cachorra.

La pequeña cachorrita intentó despertar a sus primos, pero no se levantaban, estaban muy cansados y débiles, quiso jugar con sus tías, pero tenían un humor muy huraño, fue cuando la cachorrita se percató de que su madre se había puesto en movimiento, la cachorra le siguió.

-¿A donde vas? – Pregunto una de las leonas que estaban despiertas.

La leona se volteó hacia su hermana.

-A buscar comida, la manada no puede seguir así.

-Te acompaño, no puedes cazar sola –dicho esto la hermana de la leona se dispusó a llamar a otras leonas para que acompañaran en la cacería.

-¡No!- dijo la leona- gine, no lo hagas, míralas, no  pueden ni levantarse, te debes quedar para cuidar a las crías.
-Pero…hermana, como lo harás-dijo Gine.

-Gine, encontraré la forma –la leona se volteó hacia su hija- hija quédate aquí.

-Pero…yo quiero ir.

-¡No!, quédate aquí.

La leona se fue hacia la gran llanura, en busca de una presa, Gina la vio marcharse.

-Bueno cachorra, ve vamos a levantar  a la manada…¿cachorra?.

La pequeña cachorra se había ido tras su madre, ya en pleno desierto la leona se percató de esto.

-¿Acaso no te dije que te quedaras?- dijo enojada la madre de la cachorra.

-Es que yo quería acompañarte.

La leona suspiró y dijo: -Ven…no te separes, mantente muy cerca de mí.

Ambas leonas siguieron caminando y caminando a lo largo de toda la extensión, todo era nuevo para la leoncilla, jamás había estado fuera del cubil. A pesar del calor, la cachorra seguía alegremente a su madre, hasta que se detuvo en seco.

Las leonas habían llegado a un lugar con mucho más pasto, era pasto alto y seco, pero había pasto, eso era algo un poco extraño, la leona fijo su mirada en el río, era un gran y caudaloso río, cuyas aguas eran turbias y oscuras.

-¡Agua!!!!! –grito la cachorra, que intento correr hacia el.

-Shissssst!!!! –Dijo su madre- As silencio!!.

La cachorra detuvo su carrera, contemplo aquella inmensidad de agua, nunca había visto un río, pero al verlo se percató que estaba mucho más lejos de lo que parecía.

La leona siguió caminando, cuando pudo mirar algo, una presa, su olor le llegó a la leona, era un animal extraño para la leona, más pequeño que una presa normal, pero lo más extraño era que tenía una soga al cuello, que a su vez estaba sujeta a una estaca clavada en el suelo, la leona nunca había visto algo así, pero eso no impediría que la leona la cazara.

La leona se acerco sigilosamente, la extraña presa no se movió, la leona se acercaba cada vez más, la cachorra observaba impresionada la escena, se mantenía a un espacio prudente. La leona se abalanzó sobre su presa, que no hizo ni el mínimo intento para escapar, por fin la leona había conseguido una presa, una de un tamaño adecuado,  la primera en semanas.

-¡Siiiiii!!!!!!!!-Gritó la cachorra, se dirigió hacia su madre para poder comer por fin.

La leona comenzó a comer un poco junto con su cría, pero por la mente de la leona pasaba la idea de que tendría que llevar de vuelta la presa por todo el camino a casa, se escuchaba agotador y tedioso, pero tendría que hacerlo, pero algo la saco de sus pensamientos, escucho un sonido, inmediatamente se había puesto alerta, se alejo de la presa, la cachorra a pesar de no entender esto la imitó.

-Mamá ¿Qué…

-Shisssst!!!!!!!!!, vamos, vámonos ya!!!- la leona estaba mirando hacia todos los lados.

La cachorra salió caminando del lugar con un paso un poco apresurado junto a su madre cuando de la nada se escucho un gran estruendo, el ruido resonó por todo el lugar, era aun más fuerte que un trueno, la cachorra no entendía que estaba pasado vio a su madre saltar hacia un lado en fracciones de segundos, la leona se apresuró y tomo a la cachorra por el cuero y salió corriendo.

Estaban a plena vista, ya no había pasto alto, corrían en un gran llanura, el pasto los rodeaba, la leona intentó recorrer la vasta extensión lo más rápido que podía, cuando sucedió algo imprevisto, cuando la leona se acerco donde el pasto alto las podría cubrir y esconder del peligro, el pasto comenzó a arder, una gran columna de humo se abrió hacia el suelo, la leona corrió en dirección contraria, pero el pasto también comenzó a arder, la leona miró en todas direcciones pero el fuego las estaba rodeando, caminaba cerca del fuego  que comenzó a tomar más terreno, la cachorra no entendía nada, su madre no tenía otra opción que ubicarse en el medio, las patas de la leona se habían tornado de un color negro, sus garras estaban extendidas, no podía verse el cielo, sólo había humo, su respiración se volvió agitada, sentía que le faltaba el aire, sus ojos buscaban desesperadamente un lugar que no estuviera cubierto de llamas.

Soltó a la cachorra y la dejo en el suelo, hacia tanto calor, todo se veía rojizo ,la cachorrita miraba a todos lados, intentaba entender la situación, la leona mantuvo se vista por encima de las llamas, pudo ver un brillo, un destello a lo lejos, el brillo  apuntaba hacia ella, la leona pudo comprenderlo.

La cachorra estaba en el medio cuando su madre la sujeto por el hombro y la acurrucó a su lado, casi como un abrazo, ambas estaban sentadas todo era silencio a excepción del ruido que producían las llamas.

-Mírame a los ojos- dijo la leona con una voz suave y quebradiza.

La cachorra miro a los ojos de su madre, ahora que lo pensaba bien, nunca se había fijado de que color eran los ojos de su madre, ahora que los veía tenían un color rojo, pero tal vez ese no era el color de sus ojos, ese color rojo podían deberse a el humo, la exaltación o tal vez el calor de las llamas, pero ya no lo sabría.

A la leona se le humedecieron los ojos, soltó una lágrima, esta lagrima cayó en la cabeza de la cachorra, esta se evaporó enseguida, por un momento fugaz solo se veían a los ojos, era como una despedida involuntaria, fue un momento, a pesar del calor de las llamas, además de la presión, fue un momento de tranquilidad total.

-Mi niña…-Comenzó a decir la leona, pero no pudo terminar su frase, porque en ese instante se volvió a escuchar el horrible estruendo de antes.

La cachorra no lo entendió, por un momento dejó de mirar a su madre, al siguiente segundo sintió un ardor en el hombro, y en ese mismo instante sintió todo el peso del cuerpo de su madre encima, intentó levantarse, no pudo, tenía los ojos cerrados, los abrió de nuevo, sólo podía ver el pelaje de su madre, se movió, y se volvió a mover, pudo deshacerse del peso, se incorporó y pudo ver a su madre, en el suelo, inerte, sin movimiento alguno, ¿se quedaría dormida? ¿Se habría desmayado?.

La cachorra movió a su madre, le daba empujones, pero no se movía, a la cachorra comenzó a acelerársele el pulso, su respiración se entrecortaba más mientras más perdía las esperanzas, comenzó a llorar desconsoladamente, intentaba ver a su alrededor, solo había llamas, no había nadie que le consolara, sentía mucho calor, la cortina de humo se había hecho más espesa, las patas de la leoncilla comenzaron a temblar, estaba al lado de su madre llamándola desesperadamente, no lograba nada.

-Mamá ¿mamá? ¡¿mamá?!¡Despierta!..por favor, te necesito, levántate, ¿te sientes bien?.....dime algo.

Así pasó el rato, para la cachorra fue un momento eterno, nunca terminaba, hasta que las llamas comenzaron a disiparse, pero no naturalmente, solo empezaron a disiparse, la cachorra escuchó algo parecido a cuando llovía, pero no estaba lloviendo, ella solo había visto una vez llover, y así no era, nada tenía sentido…nada.

Fue ahí cuando las cosas empeoraron, habían llegado unas extrañas criaturas, eran humanos, la cachorra los identificó por como sus tías los describían. Ellos comenzaron a acercarse a su madre y a ella.

Ella intentó defenderse, se erizo e hizo pequeños gruñidos, pero esto solo logro un sonido similar al que producían las hienas, se acercaron tanto a ella que tuvo la oportunidad de darles un rasguño, otro intento lo mismo, pero esta le mordió, la cachorra comenzó a pedir ayuda a gritos, su terror creció cuando ellos le pusieron una gran red a su madre, ella no entendía que era esa cosa, su primer instinto era alejarse, pero no podía, no podía dejar a su madre allí.

Fue entonces que se escuchó un gran rugido, eran su tía Gine y cinco leonas más, estas estaban realmente furicas, sus ojos se habían tornado rojos fuego, sus garras negras y largas estaban totalmente afuera, mostraron sus largos y blancos colmillos, a pesar de la poca fuerza que tenían, lograron llegar a le escena, y antes de que los hombres reaccionaran, estas se abalanzaron sobre ellos, se escucharon varios disparos pero ninguno había acertado, Gine tomó a la cachorra por el cuero y empezó a huir, las demás leonas le siguieron en la retirada, dejando a la mayoría de los hombres heridos, pero estos siguieron el trabajo.

-¡NO!!!!,no no,!!! Se la…se la están llevando ¡alto se están llevando a mi madre!!!- grito la cachorrita desconsolada mientras veía alejarse a su madre- ¡no!...¡NOOOOO! mami!!, si tú te vas no queda nada…¡no me queda nada!¡nada!-dijo sollozando la pequeña.

Pero las leonas no pararon su marcha hasta llegar a su refugio, cuando gina la dejó en el suelo una de las leonas que se había quedado debido a que estaba muy débil le comenzó a Hablar:

-Cachorra…princesa Pandora ¿está usted bien?- La leona pudo notar un rasguño algo profundo en el hombro de la cachorra, este se lo había hecho cuando su madre cayó por el disparo, la leona tenia su zarpa sobre la cachorra, era un rasguño que tal vez nunca desaparecería.

La cachorra se quedó en silencio, desvió la mirada, en cambió Gina hablo fuerte para que todos pudieran escuchar:

-Mi hermana, La Reina, nuestra líder…ah muerto.

Hubo un gran silencio, nadie se atrevió a decir nada, todos inclinaron la cabeza en silencio. La pequeña Pandora miró hacia el horizonte…donde se encontraba el paraíso, su paraíso, tal vez su madre ya se encontraba allí, o tal vez no, tal vez nunca lo pudo ver, Pandora susurró entre tales lágrimas que no le permitían ver nada:

-Mami, aunque pase toda mi vida, recuperaré el paraíso en tu honor, extrañaré para siempre... tu mirada.


Espero que comenten y me digan que les parece.

¡Ábranlo!!:
 

Rugidos!!!!!!

_________________


Más firmas:
 
Volver arriba Ir abajo
 
Mamá...¿existe el paraíso?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El amor no existe: Club para dolidos y problemas del corazón
» Existe GARMIN para ANDROID?
» ¿Existirá una tecnología de detección así?
» cajas de suelo sobre base de granito
» [Solucionado] existe alguna apk para cambiar la estetica al 2.1

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Legado de Vitani :: Literatura y Arte :: Fan-Fictions-
Cambiar a: